Facebook Información Reglamento Inscripción Ficha Descarga Logos Volver a temporada actual




A lo largo de todos estos años hemos sido conscientes de que ha habido ediciones de Clan Wars que han marcado un antes y un después en nuestro pequeño universo. Pasadas las horas un poco más descansados y las emociones estabilizadas, creemos poder decir que esta edición ha sido una de ellas. Lo ha sido, y lo ha sido porque la realidad ha superado el imaginario colectivo que teníamos desde la Organización. Sabíamos que la fórmula iba a funcionar y fuimos a muerte a por ella, pero vosotros participantes de CW VIII habéis ido más allá con vuestra predisposición al juego y las ganas de enriquecer el evento. Este Clan Wars ha sido el colofón de muchos proyectos e iniciativas como la eclosión de los Gremios exhibiendo todo su poder en Gaberburg y sostentando gran parte del juego social junto a la Ordo Librarium. Su pasión por lo que hacen es innegable e impagable. El mercado de Gaberburg continúa creciendo y ofreciendo más calidad año tras año en sus productos, así como Can Sogo que ha hecho las delicias de los comensales y bebedores de Gaberburg. Un antes y un después, porque no solo ha sido un año de consolidación, también de otras iniciativas nuevas como el Family Camp, donde nuestros pequeños han vivido un sinfín de aventuras que crearán sensación cuando redacten sus vacaciones a la vuelta al “cole”. Y qué decir del Gran Wyrm; motivación, fe ciega, compromiso, inmersión, solidaridad, familia, y sobre todo sed de sangre y hambre de reconquista, pues vosotros estabais primeros y esta es vuestra tierra. Tenéis el respeto y admiración de todos. Las elecciones a la alcaldía de Gaberburg contribuyeron sobremanera a dar aire fresco a la interpretación, siendo motivo de gran impulso y motivación de muchos jugadores a interactuar y tomar decisiones que tienen una trascendencia real sin usar el poder de las armas. Candidatos, habéis sido dignos representantes de vuestros ideales. Sr Alcalde que el Emperador sea con vos. La Luz y la Oscuridad una vez más se volvieron a encontrar y libraron una contienda frenética asedio tras asedio por la conquista de “El Último Bastión”. Los cañones ahogaron todos los sonidos de la batalla y las puertas fueron reconstruidas sin cesar para asegurar las defensas ante la constante amenaza. Hasta ahora estas tierras no habían presenciado tanta violencia entre las dos facciones, cuando se sumaron las fuerzas de Gaberburg y el poder del Wyrm, todo estalló. Luz Oscura la llamaron, una aberración necesaria y extrema por la supervivencia que dejó a un lado diferencias irreconciliables para hacer frente al enemigo común, el enemigo que no distingue, no discrimina, que ofrece muerte sin objeciones. En el ocaso de la guerra el blasón de la Luz ondeaba en El Último Bastión, la ofensa de la pasada edición quedaba saldada. Pero el poder de Gaberburg se hizo presente en la última batalla y los Gaberlanders se hicieron con la victoria masacrando a todos sus enemigos. Gaberburg es fuerte y ahora todo el mundo lo sabe. El Tournament ha sido uno de los ejes centrales de este evento y ha cumplido con creces, ofreciendo espectáculo, emoción, rivalidad y buen ambiente y fair play a lo largo de todo el evento. Donde los ganadores han sido recompensados generosamente por nuestro “sponsor” y aclamados como héroes por el pueblo. Al caer la noche, ésta se imbuyó de magia y despertó criaturas sobrenaturales, el paisaje cambió y nuevas formas y colores propagaron una sugestión tensa y colectiva. Solo el bullicio de la taberna parecía a salvo entre la negrura. Y vosotros, es muy fácil arbitrar, dirigir, explicar y teneros toda la dedicación cuando entre todos conseguimos remar en la misma dirección haciendo que el corazón de Gaberburg lata con fuerza. Decenas de vuestras iniciativas son gran parte del éxito y solera de este evento: como el magnífico Hospital, vuestras máquinas de guerra y demás trampas que explotan, atraviesan, mutilan o volatilizan. Diversos servicios que ofrecen nuevas dimensiones como los asuntos del corazón o las experiencias más allá de la muerte con un mortuorio irascible y aterrador. Sin olvidar el animoso Casino “El Justo” o el ya célebre King of Fighters. Por primera vez nos vemos incapaces de enumerar todo lo acontecido en CW VIII, por eso os animamos a seguir así, porque sois la memoria viva de esta nuestra historia y los mejores embajadores del evento allá donde estéis. LHDA persistirá, Clan Wars permanecerá y queremos que lo hagáis junto a nosotros y recorrer este camino, que aunque muchas huellas tiene a sus espaldas, promete un futuro deslumbrante.
En nombre de la Organización y de todos nuestros colaboradores, muchas gracias.
“Nuestro mundo seguirá cambiando”





www.lahermandaddelacero.com